Entrenamiento

¿Controlas tus pulsaciones en Spinning?

Uno de los aspectos más importantes y que hay que tener en cuenta en cualquier entrenamiento deportivo, en este caso vamos a hablar durante una sesión de Spinning, es llevar un control de la frecuencia cardíaca de nuestro corazón, es importante controlar las pulsaciones en spinning. Esto es esencial para conocer con precisión el esfuerzo que realiza el cuerpo durante el tiempo que dura el ejercicio, por lo que si no lo estás haciendo nosotros te aconsejamos que comiences a hacerlo.

Hoy en día la mayoría de las bicicletas de ciclo indoor incorporan sensores para controlar las pulsaciones, pero en el caso de que no tengan es muy recomendable usar un pulsómetro para monitorizar el entrenamiento.

Antes de empezar cualquier plan de entrenamiento de spinning, sobre todo cuando es tu primera vez y no tienes un conocimiento del límite de tu cuerpo, debes preguntarte lo siguiente:

  • ¿Qué objetivos quiero conseguir?
  • ¿Qué forma física tengo en la actualidad?
  • ¿Cuántas pulsaciones tengo en reposo?
  • ¿Qué número máximo de pulsaciones soporta mi cuerpo?

Es básico responder a todas estas preguntas para poder planificar de manera personalizada el programa de entrenamiento, ya que los objetivos de una persona de nivel principiante con baja forma física en spinning no es igual que la del deportista que ya tiene un grado de experiencia en este deporte. Además, el  control de las pulsaciones mientras haces clases de spinning es importante para evitar posibles sustos (desfallecimientos o lesiones) y para poder realizar el entrenamiento de manera más cómoda y sin llegar al agotamiento. Es decir, es el termómetro que nos permitirá conocer si estamos trabajando de manera correcta o no encima de la bicicleta de spinning.

Pero, ¿cómo controlamos nuestra frecuencia cardíaca?

La mayoría de los spinners principiantes desconocen cómo controlar sus pulsaciones y no saben en qué rango de frecuencia cardíaca el ejercicio es más efectivo para ellos. Estos deportivas normalmente buscan mejorar la salud y no tanto el rendimiento que es más para usuarios más avanzados. El cálculo es muy sencillo y se realiza siguiendo los siguientes pasos:

  • En primer lugar, hay que conocer nuestra frecuencia en reposo (FCR), las cuales indican el estado de forma. La forma de realizarlo es tomarse el pulso nada más despertarse por la mañana cada día durante una semana y después realizar la media. El resultado obtenido serán las pulsaciones por minuto en reposo reales.
  • A continuación, tenemos que calcular nuestro máximo cardíaco individual expresado en pulsaciones por minuto (Frecuencia Cardíaca Máxima). Para los hombres este cálculo se realiza a través de la fórmula 220-edad y para las mujeres 226-edad. Un ejemplo para un deportista de 30 años, en caso del hombre 220-30=190 ppm y para las mujeres 226-30=196 ppm. Este resultado es el máximo de pulsaciones al que podemos llegar sin reducir la intensidad.
  • Por último, y una vez establecido la Frecuencia Máxima Cardíaca, calculamos el 60% y el 85% del mismo. El resultado obtenido hace referencia al mínimo y máximo de pulsaciones en las que nos tenemos que mover en el momento de nuestra sesión de spinning, que será la zona de ejercicio saludable.

El control de nuestras pulsaciones es una parte esencial en cualquier entrenamiento de spinning, ya que son ellas las que nos proporcionan la información necesaria para saber si estamos cumpliendo nuestros objetivos y estamos mejorando nuestra forma física.

No Comments

    Leave a reply

    USO DE COOKIES Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.